Realizar operaciones de deshidratación, envasado y conservación de productos del mar, según condiciones de seguridad, higiene y prevención de riesgos alimentarios, manteniendo la inocuidad y calidad de los alimentos.